Mis fotos son de Goyo fotógrafos.

¿has visto que en la página aparecen varias fotos mías? déjame que te cuente dónde me las hice y porqué.

A la hora de decidirme a crear una página web una de las cosas que más reparo me daba era hacerme fotos y colgarlas en internet.

Nunca me ha gustado ser el objetivo de los focos (se me pone sonrisa de foto)

Pero claro, si pretendo que confíes en mi, tendrás que ver quién soy. Si no pusiera fotos parecería que me escondo.

Así que no había excusas. Me tocaba posar cual modelo.

Y para ello recurrí a Goyo Fotógrafos. Y me apetece mucho explicarte por qué:

Seguramente, si eres de Granada sepas quiénes son. Llevan más de 50 años con la tienda  abierta (desde 1973) convirtiéndose en un referente de la fotografía en nuestra ciudad.

En mi caso, yo los conozco desde que era pequeño, porque mi padre siempre ha acudido a ellos para revelar los carretes (curioso pensar que los más jóvenes no entenderán lo que acabo de decir).

Y de tanto ir Jose Antonio y Carmen, que eran quienes llevaban la tienda hasta hace poco, pasaron a ser amigos de mi familia. Un matrimonio del que mis padres siempre hablaban (y hablan) maravillas.

Por mi parte no los conocía tan personalmente. No tenía tanto trato con ellos.

Hasta que hace cinco años (mas o menos) comencé a tener la necesidad de acudir más asiduamente a una tienda de fotos. Y, por lo bien que siempre habían hablado mis padres de ellos, recurrí a Goyo Fotografos.

Curiosamente, cuando yo empiezo a ir a su tienda es justo el momento en el que Alejandro y Dacio (dos de sus hijos) se hacen con las riendas del negocio,  tomando sus padres un más que merecido descanso.

De manera que yo acudo a una tienda por la buena referencia de mis padres y me encuentro con dos de sus hijos, a los que igualmente conocía del barrio, pero de nuevo sin haber tenido mucho trato con ellos.

Y es el momento en el que descubro lo que tanto me apetece contaros:

-la profesionalidad y la calidad de su trabajo (en todos los sentidos)

-y lo que para mí es incluso mas importante: las buenas personas que son Alejandro y Dacio y el trato cercano que te brindan.

Entrar en su tienda es sentirse como en casa. Son de esos establecimientos en el que se trasciende lo meramente mercantil y terminas encontrándote en confianza y bien atendido.

En Granada hay tiendas que son muy buenas por la calidad de su trabajo, pero en pocas de ellas te reciben con una sonrisa como la que ellos siempre tienen.

Yo no hablo de ellos como una tienda de fotos, hablo de ellos como amigos.

Por tanto, para mí es un placer recomendarte Goyo Fotógrafos. Por la enorme calidad y experiencia de su trabajo pero también por la forma de ser de sus dueños (porque se lo merecen y mucho).

Desde estas palabras quiero agradecer el enorme trato que tanto sus padres como ahora sus hijos siempre han dado a toda mi familia, y más recientemente a mi mujer, a mi hijo y a mí.

De hecho, ver crecer a mi hijo va íntimamente relacionado con las fotos que ellos van revelando.

Como mis padres me vieron crecer a mi hermana y a mí a través de sus fotos.

Tengo la curiosa sensación de haber cerrado un círculo. Y me siento muy orgulloso

O quizás no debamos cerrarlo aún, porque todavía queda familia para rato.

Y al hilo de este último pensamiento finalizo con un deseo: ojala Jaime, Pablo o Julia escriban algún día algo parecido con el mismo cariño con el que lo acabo de hacer yo.

Pablo

Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *