caídas en lugares públicos I: introducción

caida¿Has sufrido una caída en un lugar público?

¿Ha sido un tropiezo “tonto” pero aun así tienes un fuerte dolor en el cuerpo?

Lo normal en estos casos es sentir cierta clase de frustración cuando piensas que la culpa de la caída no ha sido tuya (frustración que constantemente te recuerda el dolor de las heridas).

Unido a una preocupación por las lesiones sufridas (en ocasiones de gran gravedad aun sin saberlo),  junto con una especie de sentimiento de culpa por no haber ido mas atento.

En primer lugar, has de saber, querido lector, que en contra de lo que seguramente estés pensando (“que torpe soy, estas cosas sólo me pasan a mí, que vergüenza…”estas caídas son mucho más comunes de lo que nos imaginamos.

Así que, si te sirve de consuelo, no eres el único despistado de la ciudad.

Como decía, los tropiezos en lugares públicos son muy habituales: en un bar, un supermercado, un establecimiento comercial, un parking, una gasolinera, en plena calle.

Suelen ser caídas muy estúpidas, pero que sin embargo, provocan fuertes dolores y en ocasiones, lesiones de gravedad (además de daños materiales).

De hecho, y adelantándome al contenido de futuras entradas del blog, te doy un consejo que poca gente conoce pero que es de gran relevancia: evita en la medida de lo posible pisar las alcantarillas y arquetas de la via pública (ya sabes, las de endesa etc).

Quizás pienses que soy un exagerado…te sorprendería saber la gran cantidad de gente que ha caído sin previo aviso un metro para abajo (destrozándose rodillas y caderas).

¿Y se puede reclamar por estas caídas? ¿Cuáles son los pasos a seguir?

Si has sufrido una caída, el daño ya está hecho, ahora lo que cabe plantearse es si podemos reclamar a alguien, para qué:

1.- Obtener una indemnización que nos ayude a hacer más llevadera la sanación de las lesiones, que ya se sabe “sarna con gusto no pica”….o pica menos.

Éste es principal objetivo que todos tenemos en mente.

2.- Arreglar el motivo que ha provocado mi caída (la causa de la misma) y evite de esta manera que se produzcan nuevas caídas.

Mucha gente no llega a caer en ésta circunstancia, pero no está de más hacer ver a quien ha causado el daño que se ha equivocado para que proceda a darle solución.

Todos sabemos que en este país, por desgracia, si alguien hace algo mal y provoca una caída, no se molestará en arreglarlo como no sea que se le reclame judicialmente.

Si lo intentamos de buenas, se quedará en meras palabras que, como se suele decir, se las llevará el viento (que poético).

Así que, aunque seas de esas personas que, aún teniendo derecho a una indemnización, no la quiere (nunca lo he entendido, no le estas robando a nadie, es una indemnización que te corresponde),es muy importante que reclames  para poner a cada uno en su sitio (que se pongan las pilas)

Y que den solución a según qué problemas, evitando que otras personas puedan caerse.

Por tanto la respuesta a ¿se puede reclamar por estas caídas? es sencilla: sí, no sólo se puede sino que debes (si me permites el consejo) reclamar por estas caídas (siempre que se den unas condiciones que te voy a explicar.)

Entonces, ¿cuáles son los pasos a seguir?: lo iré indicando en varias entradas. Para empezar, has de visitar al médico.

Antes de finalizar, y si tienes un minuto, me encantaría que compartieras con todos nosotros cómo te caíste, porqué causa y cómo te sentiste tras la caída. Así haremos esta entrada mucho mas viva y rica en contenido

Pablo

Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *